Ugrás a tartalomhoz Lépj a menübe
 


Arana: cumple y despedida

2008.04.01

 

 

 

Facundo Arana cumplió 36 años ayer, pero el domingo a la noche lo festejó por adelantado con su público y colegas, a pura emoción. El domingo, en el Teatro Liceo, Facu se puso por última vez el traje de Richard Roma, su personaje en Codicia (desde el miércoles su papel lo hará Martín Seefeld), bajo la atenta mirada de toda su familia (padres y hermanas), que lo acompañaba en la sala en una noche tan especial.

Apenas terminaron de representar la obra de David Mamet, Marcelo Cosentino, su gran amigo y director de la pieza, subió a escena para agradecerle su participación, elogiar a todo el elenco (Federico Olivera, Luis Ziembrowski, Alejandro Awada, Jorge D'Elía y Oscar Alegre) y darle el primer abrazo de los centenares que recibiría más tarde.
Claro, afuera estaban sus fieles seguidoras, que estaban ansiosas por besarlo, saludarlo y desearle lo mejor. ¡Cómo se lo iban a perder! Por supuesto, cayeron con la torta de rigor: un riquísimo bizcochuelo de vainilla con dulce de leche, crema y frutillas. Agradecido, el rubio les dedicó un buen rato —así lo hizo cada noche que tuvo función—, sopló las velitas, se sacó fotos con cada una de las chicas y firmó autógrafos sin parar.


También había periodistas, a quienes Arana agradeció de antemano por estar allí. Como en una suerte de mini rueda de prensa, contestó todo lo que se le preguntó: la obra, la televisión y la pronta llegada de su hija. "Codicia fue una experiencia excepcional. Tenía contrato por diez semanas, pero termino una antes porque estoy muy cansado: en Vidas robadas (Telefé) estamos grabando 12 horas diarias y es muy agotador", contó el galán. Cuando se le pregunto por el rating de la telenovela (hay rumores de crisis porque no rinde lo que se esperaba), puso paños fríos: "Estamos muy conformes: 14/15 puntos no están mal, aunque en el interior mide más". Con respecto a su bebita —que llegará en mayo—, Arana confesó: "Estoy súper feliz. Por momentos me parece que fue ayer que me enteré de que iba a ser papá y, a veces, estos siete meses de embarazo me parecen siete años por la ansiedad que tengo. ¿Qué quién de los dos está más ansioso? ¡Yo! María (Susini, su pareja) la lleva en la panza. Hace unos días se publicó que la íbamos a llamar Anastasia y, aunque es muy lindo, no es cierto. Quisiera tenerla en mis brazos, verle la carita para que podamos decidirlo".
-

(fuente: Clarín)